2 de febrero de 2014

• El secretario general del PSPV-PSOE ha mantenido una reunión con los trabajadores afectados por el ERE de Coca Cola y ha anunciado iniciativas tanto a nivel local, como en Les Corts y en el Congreso.

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha asegurado hoy que la “salida de la crisis no puede llegar bajando los salarios y arruinando factorías que han trabajado perfectamente, los trabajadores no pueden pagar la crisis de esta manera”. Así, ha señalado que el caso de Coca Cola es “absolutamente paradigmático” porque “es intolerable que una empresa, que factura 3.000 millones y gana 900, haga el destrozo que va a hacer en las plantas de toda España y, sobre todo, en la de Alicante donde ha funcionado muy bien y ha sido extraordinariamente competitiva”.

Así se ha manifestado después de mantener un encuentro con los trabajadores de la planta de envasado de Coca Cola en Alicante donde les ha trasladado su apoyo y se ha comprometido a presentar iniciativas tanto a nivel local, como en Les Corts y en el Congreso para intentar buscar soluciones que permitan mantener los puestos de trabajo de una de las pocas industrias que quedan en la capital alicantina. Para Puig, “no tiene sentido que una empresa con beneficios haga esto” porque “si se abre la puerta con este ERE masivo en una factoría que funciona bien es evidente que se está dando una lección poco pedagógica que otros aprovecharán en el futuro”. Por ello, ha apuntado que “la intervención pública debe existir porque no es razonable que estemos en la ley de la selva, esto es un estado de derecho” y ha lamentado que “la empresa quiera aprovechar los beneficios de una legislación que ha deslegitimado la convivencia laboral”.

Ante esto, ha pedido que se “reconsidere la situación” porque, a su juicio, es “fundamental la concertación social, el diálogo social, ya que, las empresas competitivas siempre tienen que trabajar en la vía del acuerdo no de la descompensación”. Es más, el dirigente socialista ha advertido de que “no es posible atacar un convenio laboral razonable” para “contratar a trabajadores más baratos” y ha añadido que “lo que están consiguiendo es que empresas con convenios potentes y competitivas acaben siendo empresas con salarios devaluados”.

Por su parte, el grupo municipal socialista en el ayuntamiento de la localidad ya anunció esta semana que defenderá en el próximo pleno una declaración institucional para que tanto el consistorio como la Generalitat intenten salvar la actividad de esta empresa que tiene arraigo en la ciudad hace más de 50 años. En este sentido, hay que recordar que las empresas que fabrican y distribuyen productos Coca Cola en España repartieron un dividendo entre sus accionistas de más de 1.000 millones de euros en 2011 y más de 900 en 2012, mientras que ahora plantean un ERE considerado ilegal por parte de los interlocutores sociales y la plantilla en general.

PSPV-PSOE

Artículo anteriorPromesas incumplidas
Artículo siguienteLas elecciones agudizan la vista al PP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre