Nuestra Constitución Española establece que «todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada», y deben ser los poderes públicos los que promuevan las condiciones necesarias y establezcan las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general, para impedir la especulación.

A pesar de la importancia que la Constitución otorga al derecho a la vivienda, lo cierto es que en la práctica es considerada un simple bien de consumo sujeto a las leyes del mercado.

Hoy en día, y visto el contexto social y económico en el que nos encontramos, es urgente y necesario que desde los poderes públicos se adopten las medidas necesarias para asegurar la función social de la vivienda, reconocida en nuestra Constitución Española.

Actualmente existen multitud de viviendas vacías, pero de entre todas ellas, merecen un mayor reproche el conjunto de viviendas que son propiedad en sus diferentes formas, de personas jurídicas, en especial, entidades financieras y sus filiales inmobiliarias…

Por todo ello por lo que el Grupo Municipal Socialista ha presentado una Moción para que nuestra Comunidad Autónoma, siguiendo el modelo de la Consejería andaluza de vivienda, apruebe un Decreto-ley en el que, por un lado se potencie el acceso a la vivienda desde el arrendamiento y por otro, se permita la expropiación del uso de la vivienda a entidades financieras durante un máximo de tres años.

Artículo anterior“El Museo del Juguete se abrirá en breve”
Artículo siguienteLa movilización social y política consigue que se paralice la aprobación de la LOMCE

4 COMENTARIOS

  1. Yolanda, no creo que haya que expropiar el uso de la vivienda, la propiedad les pertenece, pero no es del particular la función social del uso. Por tanto, no es cuestión de expropiar el uso, sino de regularlo para que logre su función.

    Por cierto, ya hay alguna sentencia en ese sentido.

    Me alegro de estas iniciativas, no hay que confundir propiedad privada con el uso de las mismas.

    Yo tengo un bancal, soy propietario de el, pero no puedo hacer en el lo que quiera, de eso no soy propietario. A algunos les cuesta de entender, o no les interesa, pero es así de sencillo. La propiedad
    es del bien no de su uso.

    Hay que enfrentarse a los que confunden uso por abuso.

  2. Hola Ibense
    Creo que no me he explicado correctamente.
    Lo que solicita el Decreto Ley de la Comunidad Autonoma Andaluza y es el modelo que nosotros pedimos que se adopte, en la comunidad Valenciana, dentro del marco competencial propio, es la expropiación del derecho real de uso de la vivienda. Es decir, en este caso el banco conserva la titularidad de la vivienda, y la Administración, lo que expropia es el derecho a habitar la casa, por un periodo de tres años y cuando en el sujeto que deba habitarla, en virtud de esta expropiación, concurran determiandos requisitos.
    Espero haber despejado tus dudas. No obstante, estaré encantanda de volver a debatir contigo, sobre cualquier otra cuestión relativa a esta moción o cualquier otra que presentemos.
    Gracias por tu colaboración

  3. Creo que es de justicia y más en estos tiempos, y si Europa dice que esto no puede ser, tendrán que explicarnos qué ha pactado este gobierno a cambio del rescate a los bancos, porque nuestro gobierno, está visto que no nos lo va a comunicar. Y en caso que esto por las condiciones del pacto no sea posible, como hoy ha dicho el presidente de la Junta de Andalucía, quizá sea el momento de pensarse seguir en esta Europa que piensa más en el capital y los grupos de presión que en las personas.

  4. Yolanda, tú te has explicado muy bien, he sido yo que tenía ganas de “matizar” lo expropiable.
    Privar de un derecho que se tiene pero no se usa, como es la vivienda, más que es expropiar sería intervenirlo para darle el uso que su propietario no ejerce y tantos ciudadanos carecen de el.

    O sea, que estoy totalmente de acuerdo, ya era hora que alguna Administración con sensibilidad social, se plantee medidas como esta.

    Menos ostentar lo que se posee, cuando tanto convecinos carecen de lo extrictamente necesario.

    Algún amigo decía, la estadística es la ciencia que demuestra que si mi vecino tiene 4 casas y yo no tengo ninguna, cada vecino tenemos 2.

    Pues, va a ser que no, no podemos seguir por ese camino que no conduce a la mejora social.

    Si unos cuantos poseen tanto como los demás carecen, está claro donde está lo que se carece, te lo han usurpado de tu esfuerzo, de tus ahorros, y sobre todo
    de la falta de rebelión social ante tanta injusticia.

    A por ellos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre